Día de la Nutrición

Día Nacional de la Nutrición

Cada 28 de mayo se celebra el Día de la Nutrición. Este día fue elegido por  la Federación Española de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) para reunir a todos los profesionales de la nutrición y marcar tendencias que nos lleven a mejorar el estado de salud de la población a través de los alimentos.  

La nutrición es un proceso que nos condiciona ya antes de nacer. Y es que, como decía un filósofo llamado Ludwig Feuerbach, “Si se quiere mejorar al pueblo, en vez de discursos contra los pecados denle mejores alimentos. El hombre es lo que come”. Y es que, aunque nuestra salud está condicionada por múltiples factores, la forma en que nos alimentamos tiene un papel realmente importante en “lo que somos”.

Según la OMS “una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental y reducir la productividad.”

Día de la Nutrición

Para este año 2018, la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética a propuesto como temática de la XII Edición del Día Mundial de la Nutrición La Legumbre, bajo el lema “Legumbres tu opción saludable  todo el año”.

Ya hace 2 años la FAO estableció el 2016 como “Año de las legumbres”. En los últimos años todas las organizaciones relacionadas con la Nutrición profesional abogan por el aumento de su consumo. Se recomienda una ingesta de 2-4 raciones por semana, sin embargo en nuestro país se aleja bastante de esta recomendación. El consumo de legumbres ha sufrido un descenso importante, en parte por las modas que dicen que “las legumbres engordan”,afirmación que no tiene ningún respaldo científico, o simplemente por el hecho de no poder invertir demasiado tiempo en la elaboración de este alimento, al que solemos asociar con preparaciones muy largas.

Los últimos estudios sobre hábitos alimenticios mostraban un consumo medio en la población española de 2,2 raciones semanales, siendo los niños en edad escolar y los mayores de 65 años los que más la consumen.

Las legumbres constituyen un grupo de alimentos con una composición nutricional excelente.  Presenta un equilibrio en hidratos de carbono de alta calidad, fibra y proteína, además de aportar minerales como el hierro, fósforo, magnesio y zinc, y vitaminas, sobretodo del grupo B.

Las legumbres son un alimento altamente nutritivo, siempre que se combinen adecuadamente.

Si comparamos un plato de lentejas con chorizo y pollo, con un plato de lentejas con arroz y verduras será, al contrario de lo que piensa mucha gente, este último el más nutritivo. ¿Por qué? Pues porque el contenido proteico de la legumbre unido al del arroz es suficiente para cubrir las necesidades de este nutriente en un plato. Sin embargo, en el caso de las lentejas con carne tendremos un exceso proteico unido a un contenido en grasas saturadas elevado. Como siempre, menos es más y no debemos olvidar que nutrir consiste en cubrir las necesidades nutricionales de un individuo, ni mas ni menos.

Las legumbres aportan aproximadamente un 50% de hidratos de carbono y un 20% de proteínas, lo que es perfecto para cubrir las necesidades de estos nutrientes. Por tanto, los alimentos que lo acompañen no deberían alterar demasiado este equilibrio. Son las verduras, el aceite de oliva virgen extra y los frutos secos (estos dos últimos por su contenido en grasas saludables) los que mejor combinan con este grupo de alimentos.

Legumbres como plato rápido 

Siempre asociamos las legumbres a elaboraciones muy largas, sin embargo, representan un recurso fácil para personas con poco tiempo. Si bien el tiempo de cocción o elaboración es elevado, simplemente debemos hacer un uso inteligente de estas. Cuando cocemos legumbre podemos cocer gran cantidad y congelaras en raciones para consumir más adelante. Esto facilita además la preparación  de comidas en nuestro día a día y nos ayuda a incluir este alimento en nuestra dieta. Pero además, si no tenemos tiempo ni para cocinar esta legumbre, podemos utilizarla ya cocinada. Los botes de conserva de legumbre solo contienen (o deberían) agua, sal y la legumbre. Simplemente tendrás que fijarte en los ingredientes para asegurar que son lo mas naturales posible.

Así pues son un buen recurso cuando no tenemos tiempo. Tanto congelados como en conserva nos permiten preparar platos sencillos como guisos con verdura o ensaladas frías. Lo ideal es alternar ya que así aseguramos el aporte de nutrientes que nos aportan las verduras crudas y las cocinadas.

¡Celebra este día de la Nutrición con un buen plato de legumbre!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *