Mueve tu cuerpo para mejorar tu salud

Caminar incrementa la calidad de vida

Cuando valoramos nuestro estado de salud nos fijamos en marcadores como la obesidad, el colesterol o el nivel de sedentarismo que tenemos. Evidentemente, son factores de riesgo asociados a multitud de patologías, por lo que es crucial utilizar diferentes estrategias para prevenirlos y combatirlos.

Sin embargo, son muy pocas las personas que piensan en las limitaciones funcionales que nos aparecen a medida que pasan los años. Es difícil pensar a tan largo plazo, pero, al igual que establecemos medidas económicas como los planes de pensiones para asegurarnos una vejez tranquila, debemos mentalizarnos para realizar una actividad física que en el futuro nos permita jugar con nuestros nietos, pasear con nuestra familia, subir o bajar escaleras, e incluso, algo tan simple como levantarnos de un sofá.

Caminar mejora el estado de salud

La atrofia muscular o la restricción articular reducen considerablemente nuestra autonomía e independencia, disminuyendo el número y tipo de movimientos a ejecutar así como la velocidad de ejecución de los mismos.

Y todas estas limitaciones, además de reducir nuestra calidad de vida, también disminuyen la esperanza de vida. De hecho, la velocidad de marcha en personas de tercera edad correlaciona con su esperanza de vida. Aumentar 0,1 m/s la velocidad de marcha incrementa 0,88 años la esperanza de vida en esta población.

Por todo ello, igual que un plan óptimo de nutrición debe estar compuesto por carbohidratos, proteínas o vitaminas, una buena planificación de entrenamiento debe tener varios contenidos que proporcionen el mejor estado de forma posible.

Aumentar 0,1 m/s la velocidad de marcha incrementa 0,88 años la esperanza de vida en la población de la tercera edad

Dale movimiento a tus músculos

Ahora que se acerca el verano, son muchas las personas que se centran en entrenar su cuerpo con el objetivo de definir e hipertrofiar la musculatura. Una de las maneras más sencillas es congestionar y fatigar el músculo lo máximo posible, normalmente utilizando rangos de movimiento muy cortos y velocidades de ejecución lentas.

Sin embargo, este entrenamiento a medio y largo plazo es bastante contraproducente de cara a conseguir la mayor funcionalidad posible. Acortar la musculatura para incrementar el volumen muscular tiene dos puntos negativos muy claros.

Por un lado, cuanto mayor sea el acortamiento y el tono muscular, menor será la capacidad de contracción para generar fuerza. Hay que tener en cuenta que una persona, cuando es capaz de aplicar la máxima potencia es cuando realiza un movimiento pliométrico, es decir, realizar un pre-estiramiento antes de realizar el acortamiento.

Por otro lado, este acortamiento muscular va a disminuir la flexibilidad, capacidad compuesta por la movilidad articular y la elongación muscular. Si esta segunda es muy reducida, la movilidad articular va a ser menor, por lo que el rango de movimiento cada vez va a ser más pequeño y puede provocar limitaciones de movimientos, atrofias, desgastes articulares degenerativos…

Entonces, aunque nuestra intención sea aumentar y definir la musculatura, es importante realizar ejercicios con amplio rango de movimiento que conlleven un pre-estiramiento de los músculos antes de contraerse y mejoren la elongación muscular.

Además, es conveniente realizar ejercicios de movilidad articular, ya que evitan la atrofia o desgaste de todas las estructuras existentes en la articulación y flexibilizan los tendones y músculos.

Aunque la estética puede mejorar el autoestima, ante todo no debemos olvidarnos de cuidar nuestra salud, sobre todo teniendo en cuenta el futuro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *